• Luis Catalinas

La igualdad comienza cuando no hay etiquetas.

Actualizado: 1 de ago de 2019

Un videógrafo/fotógrafo captura momentos. Los retiene para siempre. Un paisaje que quizás en unos años/siglos ya no estará allí donde lo descubrió. Ese momento en que un animal , en su hábitat natural ajeno a todo, se limita a seguir con sus cosas.



Un videógrafo/fotógrafo captura personas. Que tras nacer quedarán inmortalizadas en un estudio. Ese momento en que uno/a aún vive en perfecta inocencia, se le puede llamar “El día de tu Comunión”. Y muchas veces (probablemente con mayor esfuerzo, pero también mayor placer) la química entre dos personas. Dos personas que ya saben que se quieren y que quieren inmortalizar ese momento ante una cámara. Y debe ser complicado. Porque si el blanco es blanco y así lo vemos en una fotografía , los sentimientos no tienen forma visible, es simplemente una sensación lo que podemos intuir en una imagen. Y la sensación a veces se hace presente de manera brutal. Ayuda mucho un buen entorno, una luz, un vestuario, pero las miradas, esa es la clave. Las que hacen que ese momento te golpee con mayor o menor intensidad en el alma.



Ahora hacer fotos de parejas es algo que mantiene una supuesta espontaneidad pero con una preparación que antes no se tenía en cuenta. Y hablando de espontaneidad, quiero hablar también de sinceridad (siempre van asociadas en mayor o menor modo). En un día como hoy, cuando dos personas del mismo sexo se miran como comentaba antes. Para golpear el alma, lo hacen con sinceridad, la misma que hace años tenían prohíbida. ¿Alguién recuerda que hace 40 años dos hombres por ejemplo pudieran salir abrazados en una foto, demostrándose su amor? ¿Alguién recuerda si la sensación de inseguridad, ese alguien que podría decir/pensar “qué demonios están haciendo?” siempre fue tan inexistente como ahora?



Somos Videógrafos/fotógrafos, capturamos paisajes, animales, inocencia y nos sentimos orgullosos por ser esa generación de profesionales que no se cuestiona nada cuando se trata de miradas. Y ponemos el alma en las personas, indistintamente de su sexo, creencia y demás. Y lo seguiremos haciendo porque tenemos la suerte de no vivir en una época en la que algunos momentos no podían salir a la luz con tanta naturalidad.


Sinceramente, pensando en un día como hoy, pensando como videógrafo/fotógrafo,pero sobre todo como persona, feliz de ver como cada vez, se utiliza menos eso de “tengo un amigo/a que es gay/lesbiana”. La igualdad empieza cuando no hay etiquetas.





Texto Enrique Menéndez










79 vistas

© 2019 By Luis Catalinas 

info@luiscatalinas.com 673 421 706

Tarragona

  • Facebook icono social
  • Instagram
  • Icono social Vimeo
  • YouTube

Vídeo de Boda Reus, Vídeo de Boda Tarragona, Vídeo de Boda Vídeo de Boda Barcelona, Vídeo de Boda Madrid, Vídeo de Boda Zaragoza, Vídeo de Boda Salamanca, Vídeo de Boda León, Vídeo de Boda Zamora.